Antes de expresar formalmente el resultado de la deliberación realizada en el Pleno Jurisdiccional celebrado el día de hoy, quisiera enfatizar que ha sido un día histórico.
Por primera vez, en la historia de la jurisdicción constitucional, el Tribunal Constitucional levantó la reserva de una deliberación para que la ciudadanía tenga la oportunidad de conocer directamente los argumentos y contraargumentos que, cada Magistrado alturadamente ha expresado en ánimo de formar la posición colegiada de este supremo intérprete de la Constitución.
Confío en que esta experiencia permita convencernos de la importancia de instituir esta política jurisdiccional de democratización del debate; confío en que permita apreciar que hoy estamos dando un paso singularmente importante, en el fortalecimiento de la legitimidad del Tribunal Constitucional, y en el ejercicio pleno del derecho fundamental a la publicidad de los procesos.
Dicho esto, comunico a la opinión pública lo siguiente:
1. En la sesión de Pleno Jurisdiccional celebrada el día de hoy el Tribunal Constitucional, por mayoría, con las votaciones a favor de los magistrados Ledesma Narváez (Presidenta), Miranda Canales, Ramos Núñez y Espinosa-Saldaña, se ha aprobado la ponencia presentada por el Magistrado Ramos Núñez recaída en el Exp. N° 0006-2019-CC/TC, promovido por el señor Pedro Olaechea, presidente de la Comisión Permanente del Congreso de la República contra el Poder Ejecutivo.
En ese sentido, se ha considerado constitucional, el acto de disolución del Congreso de la República que tuvo lugar el 30 de septiembre de 2019, por haber negado la confianza a dos Consejos de Ministros.
2. Los magistrados tienen un plazo máximo de 7 días hábiles, a partir de la fecha, conforme al Reglamento Normativo, para presentar los respectivos fundamentos de voto y votos singulares.
Lima, 14 de enero de 2020