APUNTES PARA EL GOCE DEL DESCANSO VACACIONAL | Casación Laboral Nº 1994-2018-Callao

16 de febrero de 2021

APUNTES PARA EL GOCE DEL DESCANSO VACACIONAL

Casación Laboral Nº 1994-2018-Callao

 

Abog. Carolina Mendieta Carranza, asociada del Estudio Navarrete Maldonado Abogados

 

En la Casación Laboral Nº 1994-2018-Callao, del 24 de septiembre de 2020, la Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria de la Corte Suprema de Justicia de la República, brindó algunas pautas sobre las vacaciones para los trabajadores que realizan labores discontinuas o de temporada.

En este caso, el trabajador demandante, quien se desempeñaba como piloto aéreo, solicitó el pago de una indemnización vacacional, no obstante, la parte demandada argumentó que no procedía el descanso físico del demandante por cuanto este prestaba una labor discontinua en su calidad de piloto aéreo.

Para resolver, la Corte Suprema analizó el artículo 21º del Reglamento del Decreto Legislativo Nº 713, aprobado por Decreto Supremo Nº 012-92-TR, que establece: “En los casos de trabajo discontinuo o de temporada, por su propia naturaleza, no procede el descanso físico, sino el pago previsto en el artículo 21 del Decreto Legislativo”.

Dicha disposición fue analizada a la luz del artículo 21º del Decreto Legislativo Nº 713, donde se establece que, en aquellos trabajos discontinuos o de temporada que tengan una duración mayor a un mes, pero menor a un año, el trabajador percibirá un dozavo de la remuneración vacacional por cada mes completo de labor efectiva, considerando toda fracción por treintavos, proporcionalmente a la duración del goce vacacional.

A partir de ahí, la Corte Suprema determinó la procedencia de la indemnización vacacional a favor del demandante, debido a que, aunque documentariamente se le programaron vacaciones, durante el tiempo de su goce vacacional realizó labor efectiva. Además, no se acreditó que los servicios prestados por el trabajador hayan sido discontinuos, pues durante los periodos intermitentes de labor no efectiva, el demandante estaba supeditado a las decisiones diarias de la empresa para la programación de sus vuelos, en atención a las limitaciones de horas de vuelo y el requerimiento de descanso de los pilotos, suponiendo que este hecho no acredita, por sí mismo, la prestación discontinua.

Finalmente, precisó que las vacaciones deberían gozarse de manera ininterrumpida, salvo los supuestos en que el propio trabajador solicite su goce fraccionado, o la reducción de las vacaciones a 15 días de descanso, con la respectiva compensación de remuneraciones, circunstancias que no fueron acreditadas en el caso concreto.

A partir de lo expuesto, arribamos a las siguientes conclusiones:

  • Es importante que las organizaciones garanticen el goce ininterrumpido del descanso vacacional otorgado a sus trabajadores, o por el contrario documenten que éste solicita el fraccionamiento del periodo vacacional o la reducción del mismo, conforme a los artículos 17º y 19º del Decreto Legislativo Nº 713, respectivamente. 
  • Asimismo, es recomendable que las organizaciones documenten la falta de continuidad en las labores que desarrollan sus trabajadores, de ser el caso, a efecto de sustentar la aplicación del artículo 21 del Decreto Legislativo Nº 713 y de su reglamento.

¿DESEAS INFORMACIÓN SOBRE NUESTROS PROGRAMAS?, ENVÍANOS TUS DATOS:

¡Comparte este post en tus redes favoritas!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Código Penal
Libro Código Civil PNG