La acreditación de la injuria como falta grave causal de despido 

5 de marzo de 2021

La acreditación de la injuria como falta grave causal de despido 

Casación Laboral Nº 4400-2017-Lima

Dra. Carolina Mendieta

La Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria de la Corte Suprema de Justicia de la República emitió la Casación Laboral Nº 4400-2017-Lima, el 14 de mayo de 2019, pronunciándose sobre la aplicación del inciso f) del artículo 25º del TUO del Decreto Legislativo Nº 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral, aprobado por Decreto Supremo Nº 003-97-TR (en adelante, LPCL).

El citado artículo, cuya interpretación errónea fuera acusada en el recurso de Casación, contempla como causa justa de despido relacionado con la conducta del trabajador a “Los actos de violencia, grave indisciplina, injuria y faltamiento de palabra verbal o escrita en agravio del empleador, de sus representantes, del personal jerárquico o de otros trabajadores, sea que se comentan dentro del centro de trabajo o fuera de él cuando los hechos se deriven directamente de la relación laboral. (…)”.

El caso bajo análisis hace referencia a la falta grave por injuria, la que a consideración de la Sala Suprema se configura cuando un trabajador incurre en una expresión que afecte el honor de su empleador, sus representantes, el personal jerárquico de la empresa o de otros trabajadores, sean cometidos dentro del centro de trabajo o fuera de él (cuando los hechos se deriven directamente del vínculo laboral), independientemente si las expresiones son falsas o verdaderas; debiendo acreditar el despido con pruebas objetivas y suficientes, en concordancia con el artículo 26º de la LPCL.

Al respecto, la empresa demandada justificó el despido al trabajador demandante, en mérito al comentario que realizó en una red social, en donde manifestó lo siguiente: “Totalmente de acuerdo y sí leen esto. Ya les dije en su cara, no son eternos, pero sí son basura y de lo peor”.

Para resolver el caso particular, la Corte Suprema advirtió que, si bien fue cierto que el comentario se efectuó dentro de una publicación que hacía referencia a la institución, no era posible identificar concretamente al sujeto agraviado a fin de determinar la afectación a su honor y dignidad, por lo que el despido no se encontraba debidamente justificado, constituyéndose como arbitrario.

A partir de este pronunciamiento, es importante tener en cuenta los siguientes lineamientos:

ü  En el marco del procedimiento de despido de un trabajador por la comisión de la falta grave de injuria, prevista en el literal f) del artículo 25º de la LPCL, resulta necesario identificar al sujeto o persona agraviada, de modo que no basta la referencia genérica a la institución.

ü  Las faltas graves previstas en el artículo 25º de la LPCL deben ser comprobadas objetivamente a efecto de sustentar el despido de un trabajador.

 

Para descargar el repaso jurisprudencial dar click aquí: https://bit.ly/3uWnk5q 

 

Leer la Casación N° 4400-2017 completa aquí: https://bit.ly/3rm3Q80 

¿DESEAS INFORMACIÓN SOBRE NUESTROS PROGRAMAS?, ENVÍANOS TUS DATOS:

¡Comparte este post en tus redes favoritas!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Código Penal
Libro Código Civil PNG