LA IMPORTANCIA DEL DECRETO SUPREMO Nº 004-2021-PRODUCE QUE APRUEBA EL REGLAMENTO DE LA LEY N° ° 31072 SOBRE LA SOCIEDAD DE BENEFICIO DE INTERÉS COLECTIVO O BIC.

9 de marzo de 2021

LA IMPORTANCIA DEL DECRETO SUPREMO Nº 004-2021-PRODUCE QUE APRUEBA EL REGLAMENTO DE LA LEY N° ° 31072 SOBRE LA SOCIEDAD DE BENEFICIO DE INTERÉS COLECTIVO O BIC.

 

El año pasado se promulgó la ley N° 31072 , aquella que regula la Sociedad de Beneficio e Interés Colectivo más conocida como Sociedad BIC aquella que es constituida válidamente bajo alguno de los tipos societarios previstos en la Ley 26887, Ley General de Sociedades, que se obliga por su propia voluntad a generar un impacto positivo, integrando a su actividad económica la consecución del propósito de beneficio social y ambiental elegido.

Cabe recordar que en nuestra Ley General de Sociedades, las formas societarias se dividen en dos: Sociedad Anónima y otras formas societarias como la Sociedad Colectiva, Sociedad Comandita, Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada y Sociedades Civiles.[1] Sin embargo ¿De qué trata esta forma societaria? ¿ Cómo se constituye? El artículo 4 de la Ley N° 31072 indica que, para que una sociedad sea considerada Sociedad BIC es necesario que en el estatuto de la sociedad se coloque en su denominación o razón social “de beneficio e interés colectivo” lo que tendría que acompañar en su objeto social mencionando las actividades u operaciones lícitas que se llevarán a cabo en dicha sociedad. Con ello y con la inscripción en los registros correspondientes, la sociedad adquiere personería jurídica y podría empezar a operar. 

Es decir, la Sociedad BIC no es un tipo societario per se, sino un añadido a uno de los tipos societarios ya regulados en nuestra actual Ley General de Sociedades de los cuales pueden establecerse en la creación de la sociedad o modificar su estatuto de las personas jurídicas existentes que quieran adecuarse al régimen de la Sociedad BIC. Esto último está explicado en el artículo 5 de la Ley N° 31072 cuyos requisitos se resumen en que las personas jurídicas deben establecer esta intención en su pacto social y estatuto e inscribirlo en el registro de personas jurídicas junto con la descripción detallada del propósito de beneficio.

Un detalle importante respecto a la Sociedad BIC es que deja espacio a que pueda ser una Sociedad con fines de lucro o sin fines de lucro. Es decir, que tenga un fin económico, generar ganancias, repartir utilidades o realizar actividades que no impliquen la riqueza personal.

El doctor Enrique Elias Laroza, en sus comentarios sobre la LGS, menciona que para poder constituir una sociedad se debe elegir obligatoriamente, uno de los siete tipos regulados por la Ley, contrario sensu no hay sociedad”. [2] Sin embargo con la Ley N° 31072 y con su reglamento aprobado por el Nº 004-2021-PRODUCE se presencia la posibilidad de su existencia y que, por su fin social y ambiental, adopta una naturaleza híbrida entre lo lucrativo y no lucrativo.

Ahora bien, el reglamento que ha sido aprobado el pasado 22 de febrero del 2021, en su artículo 8 indica que la sociedad que se constituye BIC debe incluir como mínimo un objetivo social y ambiental; es decir, ambos y siempre en el marco del cumplimiento de una gestión ambientalmente sostenible. Así, actividades vinculadas a los objetivos deben desarrollarse en el marco de un plan estratégico enfocado al propósito de beneficio, el cual debe ser elaborado y aprobado por el órgano correspondiente de la sociedad. 

Estos objetivos, enumerados en el artículo 8 del Decreto Supremo se resumen en los siguientes: 

  1. Reducir la pobreza y la pobreza extrema.
  2. Mejorar los servicios de salud. 
  3. Aumentar la cobertura sostenible de servicios de agua y saneamiento.
  4. Mejorar la educación.
  5. Mejorar la seguridad ciudadana.
  6. Fomentar las cadenas y conglomerados productivos facilitando su articulación al mercado nacional e internacional.
  7. Fomentar el acceso a energía asequible y no contaminante. 
  8. Fomentar la generación de empleo decente y crecimiento económico. 
  9. Fomentar la inversión privada descentralizada y sostenible tales como proyectos de regeneración de ecosistemas dañados, manejo de residuos sólidos y protección de cuencas hidrográficas, entre otros.[3]

Sin embargo, surge otra incógnita ¿Cómo se llevará a cabo la responsabilidad de los gerentes, directores, accionistas si al ser esta figura,  un híbrido e incumplir el estatuto podrían tener alguna consecuencia jurídica? La respuesta que podrían dar muchos agentes de estas sociedades es que la sociedad se ha constituido con la finalidad de generar utilidades para luego ser repartidas, solo vinculandose con su finalidad no lucrativa de beneficio social y/o ambiental,pues es el fin máximo de constituir una sociedad, el hecho de que las consecuencias patrimoniales sean proveniente de actividades económicas y es verdad, pero si los agentes deciden no ser parte de los objetivos sociales y ambientales estarían yendo en contra de los intereses de la sociedad incluso los agentes, gerentes pensarían que por dirigir sus esfuerzos a estos objetivos no lucrativos se estaría perdiendo una inversión necesaria para crecer en el mercado y que, con ello, tendrán responsabilidad civil que asumir.

Esta última apreciación, es correcta. Por ello, la regulación de la Sociedad BIC era y es necesaria, para evitar estas disyuntivas de no respetar el estatuto e incurrir en responsabilidad. Es así, que la Ley N° 31072 menciona, en el artículo 7 los deberes y las obligaciones de estos agentes, administradores, gerentes, directores obligándolos que, con la regulación BIC, velen por el propósito de beneficio social y ambiental siendo totalmente responsables de su incumplimiento y que ninguno de los agentes: administradores, directores, entre otros se exima de responsabilidad con el pretexto de que la intención con la que constituyeron la sociedad solo era el fin lucrativo.

Para terminar, ¿ en qué contribuye esta nueva regulación? La regulación de las Sociedades BIC era necesaria para las empresas, pues como se mencionó líneas arriba, la  sociedad BIC no es uno de las siete formas societarias interpuesta por nuestra Ley General de Sociedades, sino que es un híbrido porque al dejar que sea parte de cualquiera de las formas societarias y que incluso contenga actividad económica hace que los objetivos de la sociedad sea cumplir con ambos. Entonces, contribuye en que se pueda atribuir responsabilidad a agentes de la sociedad que, de un momento a otro, querían desligarse de sus obligaciones para con el objetivo social y ambiental por no ser este una finalidad lucrativa. Asimismo, ha contribuido porque concretiza las actividades sociales y ambientales a favor del desarrollo de nuestro país.

– – – – – – – – – 

 

[1] Ley N° 26887/1997 de 19 de noviembre, Ley General de Sociedades. (Lima, 5 de diciembre de 1997).

[2] Elias, E.( 2000). Derecho Societario Peruano: La Ley General de Sociedades del Perú. Tomo I. Trujillo: Editora Normas Legales.

[3] Ley N° 31072/2020 de 2 de noviembre, Ley de la sociedad de beneficio e interés colectivo:Sociedad BIC.( Lima 23 de noviembre del 2020).

 

REFERENCIAS:

  • S/A.( 27 de noviembre del 2020)Las Sociedades BIC en el Perú: una regulación necesaria. Enfoque Derecho. https://cutt.ly/Szr8CUb 
  • Ley N° 26887/1997 de 19 de noviembre, Ley General de Sociedades. (Lima, 5 de diciembre de 1997).
  • Ley N° 31072/2020 de 2 de noviembre, Ley de la sociedad de beneficio e interés colectivo:Sociedad BIC.( Lima 23 de noviembre del 2020).
  • Decreto Supremo Nº 004-2021-PRODUCE de 22 de febrero, Decreto Supremo que aprueba el Reglamento de la Ley N° 31072. ( Lima 22 de febrero del 2021).
  • Elias, E.( 2000). Derecho Societario Peruano: La Ley General de Sociedades del Perú. Tomo I. Trujillo: Editora Normas Legales.

¿DESEAS INFORMACIÓN SOBRE NUESTROS PROGRAMAS?, ENVÍANOS TUS DATOS:

¡Comparte este post en tus redes favoritas!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Código Penal
Libro Código Civil PNG