Uno de cuatro peruanos pidió préstamo en la crisis sanitaria por la COVID-19

3 de marzo de 2021

Uno de cuatro peruanos pidió préstamo en la crisis sanitaria por la COVID-19:

 

Con la aparición de la COVID 19, el Gobierno peruano tomó como una medida de emergencia el aislamiento social obligatorio, el cual forzaba a los ciudadanos a permanecer en casa con la finalidad de frenar la propagación o el brote de la enfermedad. Sin embargo, este aislamiento social se fue prorrogando incontables veces debido al aumento de contagios a lo largo del año 2020 lo que generó que diversos negocios, que dependían del consumo diario, tuvieran que cerrar y, por ende, muchos trabajadores perdieran empleo.

La falta de ingresos de los ex – trabajadores generó que estos acudieran a entidades financieras por préstamos para poder solventar sus necesidades básicas como pagar la vivienda, la comida, educación, entre otros.

Así, del 100% de peruanos, que acudieron a estas Entidades Financieras: Bancos o entidades autorizadas por la SBS, solo 42% obtuvieron una respuesta favorable y pudieron acceder a diversas operaciones bancarias entre las cuales 57% fueron solicitudes de cheques mediante líneas de crédito, 54% préstamos bancarios, 50% negociaciones de deuda y los otros 50%, depósitos.

Del mismo modo, el estudio realizado por EY Parthenon a más 3.000 usuarios del sector financiero en Perú, México y Colombia muestra que 1 de cada 5 pymes cerró debido a esta medida del aislamiento social obligatorio.Es decir, el 20%.

En el caso particular peruano, las PYMES, según la Ley N° 28015: Ley de Promoción y Formalización de la pequeña y mediana empresa, menciona que son aquellas Micro y Pequeñas empresas que tiene como objeto desarrollar actividades de extracción, transformación, producción, comercialización de bienes o prestación de servicios y que cuenta hasta con 100 trabajadores según el Artículo 3 del DL 1086. Esto último nos da a entender que negocios habituales como restaurantes, peluquerías, gimnasios tuvieran que cerrar ante la crisis por la falta de consumo y obligó a que los propietarios o dueños de estas pymes tuvieran que despedir o no renovar el contrato de trabajo al personal, pues había que afrontar el escenario de la escasez comercial.Por consiguiente, y como medida de conservación, del 80% de pymes restante, el 12% recurrió a financiamiento externo: préstamos bancarios, el 40% utilizó sus ahorros internos, 21% modificó sus procesos, 9% recortó  personal y el 7% utilizó otras medidas.

Esto nos lleva a reflexionar que a nivel económico las personas naturales: ciudadanos o personas jurídicas: entidades han percibido y han experimentado las consecuencias del virus de diferentes maneras. Sin embargo, tienen como similitud que un porcentaje de ellos recurre a las entidades financieras a pedir apoyo para soportar las carencias y desajustes generados por la medida del aislamiento social obligatorio antes mencionada. Esta vía o alternativa que destinan los agentes del sistema financiero a recurrir a préstamos para evitar el cierre de sus negocios es la expresión más humana del sentido de supervivencia y necesidad de mantener estable la economía propia y de hacer frente a los momentos de crisis buscando soluciones y oportunidades que soporten con ellos la misma.

Bibliografía: 

  1. Salazar, E. (12 de febrero del 2020). Uno de cuatro peruanos pidió un préstamo en la crisis sanitaria por la COVID-19. La República. https://bit.ly/3b9LHEK 
  2. Ley 28015/2003, de 11 de junio,( Lima  2 de julio del 2003).
  3. Decreto Legislativo 1085/2008, de 27 de junio, ( Lima 27 de julio del 2008).

¿DESEAS INFORMACIÓN SOBRE NUESTROS PROGRAMAS?, ENVÍANOS TUS DATOS:

¡Comparte este post en tus redes favoritas!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Código Penal
Libro Código Civil PNG